Limbotheque

Limbotheque es un grupo formado en el año 2000. Comenzó apostando por un estilo pop electrónico, que poco a poco ha ido evolucionando hasta convertirse en algo ecléctico, gracias a la fusión de estilos y ritmos. La banda, formada por David, Carol, Gerard, Raúl y Camilo, mezcla a la perfección el jazz, la música electrónica, el folk y el swing con el pop, dando como resultado un estilo indefinible que suena añejo, a pesar de contar con elementos actuales.

Su primer disco, Mon Diable, sorprendió al público y a la crítica con la inclusión de temas interpretados en diferentes idiomas y a la musicalidad de cada uno de los tracks. En 2011 publicaron The Way, The Wind, The Van…, un trabajo que mantenía una línea similar.

Hay un punto de privilegio para los amantes de la buena música en los tiempos de Spotify: algunas bandas publican discos memorables, implicándose personalmente más que nunca y estos parecen quedarse en exclusiva para unos cientos , en mitad de un ruido que genera debates de todo tipo. Este podría ser el caso de Limbotheque que con Crash, su cuarto álbum, culmina una progresión destacada aunque todavía minoritaria.

La banda con sede en Alzira encadenó la publicación de álbumes desde el inicio de su carrera, en 2010, con una inercia generada desde la puesta en escena de dos discos que nacieron en cuestión de meses: The way, the wind, the van… y Mon diable. Cuando saboreaban las miles de sumar kilómetros en carretera llegó la oportunidad de grabar FolKabaret (2013), un disco de música popular producido por José Luis Ruipérez. La obra de pop, jazz, country, soul, sonidos hawaianos e interpretada en una infinidad de idiomas acabó por abrir el abanico de estilos para la banda.

Relajadas las fechas de conciertos, la banda tuvo “más tiempo que nunca para idear, componer y grabar este disco”, según señala David García. Él, compositor y guitarra, y Carol García, la voz, iniciaron Limbotheque y compusieron las canciones inéditas de sus anteriores álbumes. Sin embargo, otra peculiaridad del disco es que el resto de la banda ha participado de este proceso conformando un sonido definido para la banda Crash, cuyas tres primeras canciones además se acerca -por primera vez- a influencias mucho más contemporáneas.